Loading...
Lechuga romana 2021-07-13T12:41:42+00:00

Descripción

La lechuga romana o lechuga romanita, cos, italiana, orejona o escarola (a menudo denominada simplemente Romana o Cos) (de nombre científico Lactuca sativa L. var. longifolia) es una variedad de lechuga que crece con una larga cabeza y que posee una hojas robustas, alargadas y con un robusto nervio central.

La lechuga romana es el cultivo más vertical de todos los tipos de lechuga. Sus hojas muy onduladas crecen erecta y firmemente para formar una cabeza alargada. Sus hojas exteriores, ricas en clorofila tienen colores de limón mientras que sus hojas internas son amarillas a crema. Su corazón blanco se vuelve casi translúcido en su núcleo. La lechuga romana tiene más textura que sabor. Sus hojas son sustanciales, crujientes y suculentas con un sabor suave que permite que la lechuga romana sea un ingrediente culinario muy versátil en la cocina.

Beneficios y propiedades

La lechuga romana es una muy buena fuente de fibra, vitamina A, vitamina C, vitamina K, tiamina, folato, hierro, potasio y manganeso. La lechuga romana también es baja en grasas saturadas y sodio, y muy baja en colesterol. También es una buena fuente de riboflavina, vitamina B6, calcio, magnesio, fósforo y cobre. Todos estos beneficios juegan un papel clave en el equilibrio y mantenimiento de muchos sistemas en el cuerpo.

Descargar dossier